28 de septiembre de 2015

Niños y aranceles

El que algo quiere algo le cuesta, que decía mi madre cuando le pedía dinero para montarme en la noria del solar de enfrente, el de doña Adela. No me lo daba. Y entonces le escondía el dedal, ella se volvía loca buscándolo y aparecía yo con él, me comía a besos y me daba para la noria.

Como se ve siempre me he llevado muy bien con las mujeres, las he comprendido y les he dado todo lo que necesitan. Por eso me quieren tanto. Y también por eso eso no me explico cómo sigo soltero. Quizás se deba a que en vez del dedal ahora les escondo las bragas. No sé. Cualquiera las comprende.

Eso era de niño, cuando queríamos ser piratas, aunque hoy los críos ya no sueñan con aventuras pues anhelan convertirse en ingenieros y policías, mientras que las niñas se decantan por ser profesoras, médicos o actrices. Éstos al menos tienen las ideas claras porque yo de niño dudaba
entre querer ser viejo verde o dependiente de lencería de señoras. Siempre he sido muy precoz y con la vocación muy clara.

Y abundan otros que quieren ser independentistas, como sus antepasados que se repanchingaban a la vera del dictador y éste les favorecía con unos aranceles que perjudicaban al resto de los españoles. Pero no les bastó, ni les basta. Quieren más. Son como los hombres: les das la mano y te la meten, sin sacarla.
Han mamado lo peor de España, se calzan los cojones por montera y se visten con el ademán camorrista que silba y berrea como un ‘cani’ que se pasea por la playa con tanga de leopardo.

Algunos todavía recordamos cuando vascos y catalanes recogían con servil respeto la ‘copa del generalísimo’ de manos del dictador (9 copas cada equipo); unos trofeos que atesoran en sus vitrinas porque ya tienen experiencia en confraternizar con dictadores pues Primo de Rivera les amplió el «arancel Cambó» de 1922, que les permitía prohibir las importaciones y encarecer sus exportaciones. El paño de Manchester valía más barato que el catalán, pero un andaluz o un murciano no podían comprarlo porque se encarecía con los aranceles por lo que se veían obligados a adquirir el los catalanes, mucho más caro. Y de ahí su riqueza.

Todo se lo deben a las dictaduras pero ahora lucimos una Europa democrática y están prohibidos los aranceles, y el proteccionismo, así que España ya no les renta y quieren pirarse. Pues puente de plata, mozos. Pero mientras no se vayan hay que dejar que rabien y pataleen, como los niños, porque nuestra libertad y nuestra educación ampara que un palurdo pite y rechine, ya sea en el fútbol o en la ópera.

Los niños juegan ahora a las patrias y las banderas de moqueta porque los mayores los engolosinan con cuentos de mentirijillas con el fin de tapar que son unos burgueses corruptos en el mejor estilo franquista. Sofico, Matesa y Rumasa son un pecado venial con lo que han hecho estos payeses venidos a más y proclamados en burguesía independentista. A éstos hay que esconderles el dedal y dejarles claro que jamás van a tener más privilegios porque esto ya no es una dictadura. Nos comerán a besos.

Columna publicada en el periódico El Mirador de Cieza. 

22 de septiembre de 2015

Ya toy...con la luz apagada (62)

No hace frío y  probablemente hoy sea un día templado como ayer pues el verano se resiste a irse agarrado con los dedos al borde de mi ventana de mi serviola, mientras el invierno ni asoma porque  todavía no se atreve a ocupar su lugar.

Así que no sabe una que ponerse, la verdad. Tengo ya ganas de que empiece cuanto antes el invierno para adaptarme  a la nueva rutina. Tengo libro,   su encofrado terminado, los personajes definidos y la estructura perfilada  Y eso siempre es un aliciente. Pero necesito el orden, la rutina habitual y parece que ésta no llega.

Y hasta que no llegue ando un poco perdido. No me van los cambios de estación. No es bueno para el trabajo porque sin orden y concierto,   no puedo organizarme. Necesito que cada cosa esté en su sitio y  el horario preestablecido, porque me pierdo, me distraigo y no rindo.  Y hasta se me enfría el café como acabo de descubrir.

Así que también  tendremos que cambiar el teclado. Es mi manía. Nunca guardo nada de la anterior novela, ni apuntes, bosquejos, ni nada que me la recuerde. Lo rompo todo. No quiero pruebas de cómo la he pergeñado y destruyo incluso los andamios que me han servido para construirla, porque soy tan perfeccionista  que vuelvo incluso a escribirla.

1958
Aunque ahora tengo tiempo pues ya estoy liberado de otras obligaciones (de cuidar a mi madre, por ejemplo), y tengo para mi la casa a solas. Saborear el silencio que ahora mismo existe, a las 06.33 de la mañana (tengo la manía de poner las horas así desde la Marina). Y lo disfruto. Aquí está mi infancia y hasta duermo en la cama en la que mis  padres le dieron al cuchi cuchi para traerme a este mundo. Se quedaron augusto.

Lo que no me explico es cómo teniendo en ellos tan buen ejemplo son tan torpe y me confundo. Y equivoco.  Y me decepciono. Ahora me arrepiento de muchas cosas, que no digo, pero una vez pasado el tiempo comprendes. Ahora te das cuenta de que El Quijote era un gilipollas porque es Sancho el que se lleva el gato al gua. Y este mundo está lleno de sanchos y sanchas.

Y te decepcionas; aunque de decepciones ya ando cumplido. Y no hay nada más estúpido en la vida que pensar que todos son como tú;  que has de esperar bondad, educación, raciocinio e inteligencia de quien no lo es. La culpa entonces no es de ellos, sino del que se ha puesto a su altura, del que ha bajado peldaños para hacerse más accesible. No es que no se le puedan pedir peras al olmo, sino que hay olmos que no dan ni sámaras. 

Puente de los nueve ojos
Pero la culpa es del que los abona aún sabiendo que no va a dar fruto, del tonto que espera recibir lo que los demás no pueden dar. Hay clases, afortunadamente y no se puede dialogar con un ladrillo. Ni hacer negocios con un señor que lleva los zapatos sucios ni escribirte con señoras que no saben conjuntar bolsos con zapatos. Tarde o temprano te lo hacen pagar, te odian,  porque  la fuerza que mueve el mundo no es el amor, como algunos tolondros creen,  sino el odio que mueve las aspas del resentimiento.


Bueno, ya tengo escrito más de la mitad del libro, del borrador, del primero, y es el momento de parar para mirar hacia atrás y ver. Y horripilarte por lo escrito, borrar, añadir, y borrar. Y tengo mucho que borrar. Mucho que hacer desaparecer para siempre, de por vida. Y mucho que evitar, aunque afortunadamente esto no es difícil porque te encierras en la biblioteca y para algunos, es como el ajo para los vampiros.

El sábado me encontré con una vieja amiga (enfermera del hospital) que me presentó a otra muy simpática y según vi, tienen más compañeras que van por allí pues se saludaron  efusivamente.  Hacía años que no las veía y nos pusimos al día.  Y quedamos.  Ya tengo amigas con las que salir, en vez de ir por ahí solo, como hasta ahora. Eso se acabó, aunque a uno le guste la soledad.

Tranquila, hermanica, que estas son de fiar. Puedes estar tranquila. Aunque no se creyeron que me hayan enviado el teléfono sin la tarjeta SIN. Yo tampoco me lo creía, pero espero que llegue hoy la copia. No era una excusa para no darles el teléfono, sino que es verdad, aunque sea difícil de creer. Pero no te preocupes que son muy buena gente y ya sabes a qué me refiero.  Y además acaba de llegar mi camarero predilecto y se ha adelantado al horario previsto. Pero su llegada avisa de que comienza el día y hay que liar el petate para huir del mundanal ruido.

Así  que un rápido vistazo a la prensa y descubro unas declaraciones de Nuria Roca en las que  critica la censura de una foto suya en Istragram  en la que se perfila un pezón. Hay hay que ser bobo para censurarla. Y por dos veces.

Y además confiesa que a partir de los 38 años no te debes poner nunca encima.  Y si lo haces mejor que sea con la luz apagada. Por razones obvias. Por la inexorable ley de la Gravedad que no perdona.  Newton tiene la culpa así que...   lo dice ella que conste, una mujer, que si lo digo yo me fusilan.

PD.- Un beso para Luly, que se lo merece todo, aunque te haya tenido un poco abandonada. Lo siento.  Tenías razón.

Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola)  22 de septiembre de 2015.

19 de septiembre de 2015

Tordesillas vs Birmingham

Gemma Wale, de la ciudad inglesa de Birmingham, ha sido condenada a dos semanas de prisión por causar molestias con sus gritos y gemidos al practicar relaciones sexuales, tras la denuncia de un vecino muy molesto por su apasionamiento en lo del cuchi cuchi.

Uno siempre les ha advertido a las chicas que no finjan tan fuerte, por los vecinos, pero ellas no hacen caso y se ponen a fingir a gritos. No tienen remedio. Debe de tener razón Sharon Stone cuando advertía de que "las mujeres son capaces de fingir un orgasmo, pero los hombres pueden fingir una relación entera".

Y no sé qué es peor porque las hay que fingen para no herir la sensibilidad del inutil de su marido y las que lo hacen para que el maromo se quite de encima cuanto antes. Son malas. Aunque servidor las perdona porque después de todo creo recordar que Jesucristo nos encomendó el perdón y él así lo hizo pues no fue

crucificado junto a uno del Opus y otro de la Teología de la Liberación, sino con dos ladrones, dos quinquis, dos lumpemproletarios de los que tanto huyen los marxistas y los ‘pabloiglesias’, porque no tienen conciencia de clase.

Por eso odian el lumpen y tiran más hacia la clase media burguesa con trabajo y muy cabreada por los recortes de sus pluses y sus michirones. Y por eso Rajoy quiere recuperar a esta clase media de las ‘mareas’ con devoluciones de pagas extras y demás picatostes que han perdido con la crisis. Aquí cada cual tira para donde le pilla con tal de pescar votos con dinamita.

Cosas de ‘este país’ (expresión de la que se burlaba Larra) en el que también nos entretenemos en lancear toros hasta la muerte para pasar el rato, como en Tordesillas, lugar de tratados históricos y otros laureles de carcomida historia, donde han alanceado un toro hasta matarlo como en los tenebrosos tiempos del garrotazo y tentetieso, de la España eviterna del mamporro goyesco y el siniestro luto de Solana.

España misma eviterna y gallarda supurando halitosis por los resquicios de las tradiciones inmemoriales, ya se sabe; esas que empiezan con una borrachera y años después las declaran de Interés Turístico una vez conseguidos los trienios y las chapas. Da igual que se trate de una ‘tomatina’, del Entierro de la Sardina o de alancear un toro como en Tordesillas, ya digo, donde han torturado un toro hasta matarlo gracias a la gentileza de unos gallardos pusilánimes encaramados en caballos y aclamados por la masa gritona que babea espumarajos heroicos al acorralar a un toro y asesinarlo a plazos.

Pero esta vejación no nos extraña porque cuando ‘en este país’ han podido abortar niñas de 16 años sin que sus padres lo sepan y se han arrojado fetos a la trituradora por no haber dispuesto la parejita la ‘píldora del día después’ (de venta libre en las farmacias), tampoco nos extraña que se regodeen con el sufrimiento de un animal que sólo es culpable de haber nacido en un país de bestias en el que el morlaco, aun siendo toro, tiene más dignidad racional que sus verdugos.

Es probable que los cuernos también los lleven los de las lanzas pues estos proyectos inconclusos de seres humanos, no follan ni gimen, pero joden mucho.

Columna publicada en el periódico El Mirador de Cieza. 

18 de septiembre de 2015

Una eternidad en segundos (61)

El silencio aturde. Pita. Lo oigo. No sé si me estoy volviendo loco o es que ya lo estoy, pero oigo el silencio. Son las 06.34 de la mañana. O de la madrugada, no sé. No ha amanecido todavía y ya noto el día que se me pega. El día se pega y no puedes quitártelo ni con una ducha. Ni perfumarlo. Es el día a día, cotidiano, que para mí es maravilloso porque lo despierto a él. A veces sueño con que vivo con una mujer que me ama, de verdad,  y que me levanto todos los días para escribir a las seis de la mañana.

Es un sueño, una fantasía, pero mejor no contarla por si alguien algún día la jode y enmarrana. En eso tengo mala suerte. Mis fantasías más inocentes me las encharcan y sin embargo las fuertes nadie las toca. No llegan ni aunque se pongan de puntillas.

Pero tengo la fantasía, decía, de levantarme como todos los días a las seis de la mañana y ver dormir  a mi chica, a mi mujer (estoy casado que conste y por la Iglesia, con damas de honor, etc),  con su carita pegada a la almohada y su pelo moreno enredado sobre sus hombros. Y me acerco len-ta-men-te y le doy

un beso como de suspiro, para no despertarla. Un beso de suspiro para decirle que la amo.  Y me vengo al estudio a escribir y cuando es la hora, la despierto...(el estudio está en la habitación de al lado de la cama de matrimonio,  con dos mesillas, que conste), 

Aquí hay variaciones: está la ligth y la fuerte. La ligth es que la despierto con besitos por todo el cuerpo y le doy los buenos días. Y mientras ella  bosteza voy a la cocina, le preparo el desayuno y se lo llevo a la cama. Nota:  Sé que esto es lo que sueñan todos de novios y cuando se casan de  la rutina  lo olvidan. Pero en mi caso soy virgen y me tomo el matrimonio   como si fuera una primera cita. No puedo decir el nombre de ella pero ella sabe que es ella. 

Y luego nos duchamos juntos, la enjabono y la seco para llevarla en brazos a la cama y vestirla. A mi niña, sí. Vestirla de arriba abajo, con delicadeza, calma y sosiego. Como si fuera la primera cita. La visto y le ayudo a prepararlo todo. Otra nota: Sé que esta fantasía es muy común entre los novios y que luego se olvida pero, insisto, yo soy virgen, tengo ya una edad y sé lo que me juego.

Porque sé que me queda poco de disfrutar de ella, pocos segundos y en este caso cada segundo es una eternidad. Así que saborearía cada segundo como si fuera eterno, como si ya no me quedaran más monedas de segundo y tuviera que jugármelo todo a una carta: a amarla como si fuera el último día antes de partir para la guerra.

Hoy estoy bonachón porque incluso procuraría que  sus amigas fueran sus damas de honor como en las películas americanas. Querría darle la boda que se merece, la que no ha tenido, la boda que toda mujer sueña (sí, todas, aunque no lo reconozcan), porque es justo que la tenga. Es una mujer que ha sufrido mucho, que ha trabajado una barbaridad, que ha luchado por su familia contra viento y marea y aunque tenga miedo, por motivos justificados. Es una echá p'alante como a mi me gustan.

Una mujer valiente que no se amedranta. Y se merece una boda clásica, de película, de las de toda la vida. Y de blanco puro y virginal porque tengo para mí que es virgen en el amor y que jamás se ha enamorado de verdad. Como yo. Y que quizás, como yo, se ha encaprichado y ha tenido novios pero que no ha amado nunca,  como yo tampoco he amado antes de conocerla. Ahora sé lo que es el amor, de verdad, y no se parece en nada al que creía  Nos merecemos ser felices, cCsarnos con toda las de la ley e irnos de viaja a Roma. Viaje de novios si. Viaje de novios, aunque yo tenga que llevar las maletas. A Roma porque me han dicho que a ella le gusta.

Y subirla en brazos al piso. Y que ella no vea la casa hasta el día de la boda, aunque creo que esto es más difícil. Y no hacerlo hasta la noche de bodas o el día siguiente (el cansancio se nota). Pero sí. Uno que ha sido un crápula perverso de los 20 a los 30, más o menos, ahora sueña con no hacerlo con la mujer que ama hasta la noche de bodas. Y me importa un carajo lo que los demás digan.

O hacerlo  al día siguiente. Sé que es cursi y antiguo pero me da igual. Así le demostraría que sé valorar  el premio que ella supone y que no hay prisa por conseguirlo. Cuando todos los tíos han ido a joderla (a follarla), no existe mejor prueba de amor que esa. Aunque el amor no necesita pruebas porque sale de ti mismo. Respetarla como una Diosa, que lo es, o como una señora, que también lo es, aunque algunos sólo han visto una jaquetona tía buena, un  agujero para follarla. Yo llevo ya tres años y todavía no he conseguido tomar café con ella, así que quizás tenga que esperar a la residencia de ancianos para cogerla de la mano. No importa. Ella lo merece.

Uno, que es cursi. Y a mucha honra,  porque amar siempre es cursi, pero no amar, ni confesarlo, es de gilipollas. De hipster y esnob que no saben vivir la vida y están junto al precipicio mirando qué se lleva o no, para sentirse seguros y no caer al vacío y hacer el ridículo,  que siempre hacen. Cuando te agarras a una idea, una ideología o un estereotipo social es porque te sientes inseguro y sabes que al amparo de todo eso, tienes un portero de discoteca, cachas, que vigila que no te equivoques. Sólo se trata de eso. Miedo al ridículo.

Cuando estás seguro de ti  mismo amas a tumba abierta, sin frenos y sin cuerda de seguridad porque sabes que lo peor que te puede pasar es que no te correspondan y entonces comprendes que te has equivocado, que eres humano y que, como tal, has errado. Y no pasa nada. Nadie es perfecto, que decían en la famosa peli, aunque algunos lo pretendan. Me da igual ser cursi. He escrito poesías cursis a una chica y me he sentido orgulloso  al publicarlas. He sido feliz. Y eso es todo.

Y volvería a escribirlas si ella me hiciera sólo un gesto. Pero no lo hace. He tenido que recurrir a un nigromante, a un echador de cartas,   con la esperanza de que ella haya ido por allí y él la conozca y sepa sus sentimientos. Sebastiano (no le gusta que lo llamen por lo otro, según me dijo), es un gay con un par de cojones que en el franquismo se río de Franco, de la dictadiura y de sus modales de nuevos ricos.

Sebastián hizo lo que le salió de los cojones cuando nadie se atrevía a respirar y todos estaban acojonados por el cabo Piri o Piriz, que no recuerdo bien. Él y Juanazos de los perros, son esos otros personaje entrañables que no retratan los de la floración y toda esa pesca; ciudadanos   que  hicieron lo que querían mientras otros luchaban por la libertad en el office de su casa.  Yo he estado durmiendo 20 años en esa  habitación y sé lo que me digo. Sebastian,  la sebastiana, es  un héroe de mi infancia al que respeto y admiro porque tuvo lo que no tenían otros que lucharon contra el franquismo,  de boquilla. Y además no se enfadaba cuando en carnaval le querías bajar lasbragas.

No creo en las cartas del tarot, es pura casualidad, pero si creo que ella puede haber ido por allí, que el  'mago' la conoce y me aconseje qué hacer, sin cartas ni nada. Si la conoce sabe lo que ella quiere y lo que tengo que hacer. Aunque no sea por la magia, sino por el sentido común. Estoy dispuesto a todo con tal de estar con ella, con la única condición de que no me desprecie ni humille. He tenido que aguantar a tíos que me han dicho que soy masoquista.

"Eres masoquista, tío, porque si ella te dice que no para que insistes, déjala ya en paz", me ha llegado a increpar gente en la calle a la que no conocía. Y es lo que más duele. Porque si la conoces, pues vale, venga, es un amigo; pero que te lo diga gente que no la conoces es grave. Le dije al muchacho  que ella no me había dicho nunca que no a la cara y que no era masoquista porque cuando llegas a cierta edad comprendes que hay cosas por las que merece la pena luchar. Y ella era una de ellas. No sé si lo entendió, que yo creo que no; pero la imagen de masoca supongo que la llevo clavada. Y no lo soy. Todo lo contrario, pero... la llevas.

Como la de borracho, cuando no lo soy. Me dejo el tabaco, el alcohol y otras especias cuando me da la gana. Me tiro años sin saber de ellas, vuelvo, me recreo y salgo pitando. Pero con ella lo hice para darle a entender que si quería que no bebiera me tenía que aceptar como novio. No puede ser que no quieras a un tío, que lo rechaces y que encima le prohíbas que beba o que vaya con otras. Si me aceptas lo dejo todo, TODO, por tu amor.

Todo absolutamente TODO y me convierto en tu más fiel esclavo;  pero sólo si me amas porque si no, sí que es masoquismo. Con amor me entrego completamente, pero sin amor...nada. Hoy decidirán las cartas. Me hubiera gustado que fuera de otra forma, pero a partir de hoy me juego el futuro si una carta sale antes que otra. Creo que no. Que las cartas no tienen nada que ver y que Sebastián es sólo un emisario; la celestina que nos va a permitir acercarnos. Lo tendremos que invitar a la boda. Como dama de honor, claro. Buenos días y buenas noches.

PD.- Aunque es obvio que no hay que explicar lo obvio, lo vuelvo a explicar a petición de ciertas personas: todo esto es fruto de mi imaginación y forma parte de un libro que estoy escribiendo en directo. De nada.

PD.- Mi hermanica me dijo ayer  que soy masoquista  por insistir en un amor imposible que me desprecia y me humilla.  No soy masoca y  ni yo soy consciente de lo que me ocurre.  Pero en fin... Todos los indicios apuntan a que me  enamorado como un chiquillo, solo eso,  y estoy pagando las consecuencias del primer amor, primer dolor. Lo siento. Pero en el peor de los casos siempre se olvida. Y he superado en la vida problemas de verdad que son los que te hacen hombre. O mujer.  Lo siento pero no soy masoquista. ya quisiera yo, ya... Sólo que, a mi edad, me he enamorado por primera vez y he descubierto el amor, de verdad, que no es vengativo, ni rencoroso; sino que comprende, se pone en su lugar y perdona.  En cualquier caso pido perdón por amar de verdad. A partir de ahora no hablo con nadie de sentimientos. Me los guardo protegidos de las inclemencias.


Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola) 18 de septiembre de 2015

17 de septiembre de 2015

Matrimonios reconstituidos (60)

No puede ser: las 12 y Ella. La una y Ella. Las dos y Ella... Ahora son las 06.28 y Ella (en la novela y en la realidad). Mañana voy a donde Sebastián para que me aclare algo porque me lo dejó a medio. No puede ser: las 3 y Ella. Las 4 y Ella. Las 5 y Ella. Son las  06:29 y Ella.

Abro la ventana y no hace fresquito. Va a ser un día como ayer: caluroso. La farmacia está de guardia, estuvo, y marca unos 23º a esta hora.  No puedo hacer nada. No depende de mí. No tengo ganas de mirar la prensa y he de seguir, pero me falta Ella.

Pero hay que seguir.  En esto, como en todo, sólo vale la constancia, la perseverancia, la rutina y la disciplina. Porque por el Paseo Ribereño he visto gente nueva con chándal rutilante y flamantes zapatillas y siempre me pregunto si volveré a verlos. Porque la mayoría empiezan muy fuertes y a los

pocos días desaparecen. No son constantes.

No los vuelves a ver. Se cansan o se aburren o ven que es duro hacerlo todos los días. El truco y el secreto consiste en hacerlo todo siempre a la misma hora. Así el cerebro se acostumbra se reprograma y ya lo haces con más facilidad. La rutina es el mejor arma de todo tipo de trabajos. Lo sé por mis novelas. Cuando las empezaba las veía cuesta arriba, pero con la rutina se van haciendo más llevaderas porque te acostumbras e incluso cuando no puedes estar con ella, por algún imprevisto, la echas de menos.

Ashley Graham
Pero si se te empantana es jodido de verdad. Lo peor que puede pasar. La última la tuve empantanada dos años y no había manera. Por causas ajenas a mi voluntad que conste. Hasta que me encerré y me dije: de aquí no sales hasta que no la termines. Y la terminé. Luego me premié con algunos días de juerga porque llevaba tres meses sin salir. Todo un verano. 

Pero ahora la tengo empantanada y no sé qué hacer. Sin Ella esto no tiene sentido. Y no sé nada. Quizás me lo aclaren mañana para lo bueno y para lo malo, pero al menos saldré de dudas por fin. Y llegado a un punto en el que me da igual todo sea bueno o malo.

Mejor  levantarse, estirar las piernas, dar una vuelta por el estudio y ver qué ocurre. Mejor leer la prensa. vaya. Una sorpresa con la que no contaba. Dicen en ABC que la tasa de divorcios es bastante más elevada en "los segundos matrimonios".  Cuáles son los segundos matrimonios. Pues lo que vienen de un primer divorcio, según leo, joder, que parezco tonto.

Ashley Graham
El primero va delante del segundo. Y por qué. Pues porque las nuevas uniones tienen a su  alrededor  mucha gente "haciendo ruido": los ex, los hijos,los hijastros, las familias de origen... Bueno, yo no tengo ex, pero a mi edad lo más probable es que ella si lo tenga.Y las de 27 pasan de un tipo 30 años mayor. Lo sé. Es ley implacable de vida. Pero podríamos hacerlo. La del lunar con 27 añitos y el amor platónico.  Para mí que el ruido no serían los ex, ni los hijos, ni los hijastros, sino las amigas que sí que suelen hacerlo. Lo he vivido. El ruido en este caso es aún mayor que en otra parejas.

Los hijos no son problema, todo lo contrario, porque yo no los tengo y si ella tuviera alguno no es problema porque uno es inteligente y se adapta a todo, pero las amigas dan más por culo que ellos. El ruido, sí. Y  da miedo. Porque yo no sólo que no he estado casado, es que no he vivido en pareja más allá de un fin de semana. Soy virgen en cuanto a convivencia.

Todo esto se suma al peligro que encierra en sí el matrimonio porque dicen que  sólo duran  tres años por la rutina. Otros creen que es por la evolución darwiniana pues es el tiempo más o menos que se necesita para parir un hijo, criarlo en sus primeros meses y ponerlo a salvo. Luego, una vez sacado adelante ya no es necesario. El marido, supongo.

No sé si es cierto lo de la rutina en el matrimonio porque sólo he vivido en pareja durante un fin de semana, ya digo. Y ni eso porque ella me echo de casa el domingo por la mañana. Así que sólo he vivido dos días de matrimonio, de vivir en parejas o emparejados, aunque a mí lo de pareja me suena a animal. Mi marido, mi novio, mi capullito de alhelí es más apropiado. O mi hijoputa.

Ashley Graham
He encontrado una oferta de trabajo en Cieza, joder, qué cosas. Aleluya.  Se trata de Vodafone. Y el sueldo es una birria, aunque el contrato es indefinido. 12.000€ - 18.000€ Bruto/año salen a uno 800 euros en bruto. Un robo. 

Mejor leer la prensa, un ligero repaso y no sé porque si  hay algo a lo que soy alérgico es a los tontos y a los demagogos. Lo digo por los panarras  de Podemos Cieza  han instado a los bancos a que saquen sus viviendas en alquiler social. Por lo visto los listos no saben que ya existe un Fondo Social de la Vivienda, con más de 6.000 pisos y que ha sido un fracaso porque sólo se han alquilado un 30% de las viviendas puestas a disposición de los menesterosos. La izquierda y su trompetería mediática se ampara en que no se tramitan solicitudes cuando es todo lo contrario: no se presentan. No se tramitan porque no se presentan.

Que ya sepamos que el Fondo ha sido un fracaso porque los desahuciados no acuden a él y que los de Podemos nos vengan con que los bancos saquen sus viviendas me suena a recochineo, a burla, a seguir dándole al torno, como Perico, porque se les han acabado las ideas. Ahora son gobierno y tienen que hacerlo (ellos), pero no lo hacen e "instan". Son tontos del culo. La casta ágrafa y analfabeta que no sabe que ya hay un Fondo  Social de la vivienda al que no acuden los desahuciados.

Ashley Graham
Y eso que cuestan unos 140 euros la más barata. Sí hay otra forma de hacer política, dicen los pabloiglesias en un comunicado. Claro que la hay. Una política que esté informada de lo que ocurre y que no recurra a los mantras con los que vendió la burra. Una política en la que no participen estos cerriles de piñón fijo.

Vuelvo a leer,. pero cambio de tercio: La modelo de tallas grandes Ashley Graham ha presentado su colección de ropa interior. ¿Tallas grandes? Pues a mí me parece una talla normal. A esta la cogía yo una noche y no la soltaba hasta tres días después. Me la llevaba a Roma y ni comida ni cena. Todo el tiempo en la cama dándole que te pego a la talla grande. Joder, si está buenísima.

Son las 07.21, las 06.21 TMG, según el meridiano de Greenwich y todavía no asoman las máquinas haciendo ruido. Como un día se subleven como teme el protagonista de la serie Big Bang, nos van a poner firmes.

Pero lo que me preocupa es Ella. No aparece y si no va en la novela se me empantana. No sé qué hacer. Mejor dejarlo para mañana y según me digan, escoger a una o la otra. La del lunar o la ojitos.  Buenas noches y buena suerte.

 Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola) 17 de septiembre

16 de septiembre de 2015

Los cuernos los llevan otros (59)


Estoy insomne. No puedo dormir. Pasan las horas una detrás de otra como si nada; como el que no quiere la cosa. De hora en hora. Ahora son las 06.25 y  me he levantado para escribir. Afuera hace un poco de fresquito, pero el día volverá a ser caluroso, como ayer. Tengo que cerrar la ventana. El café no me espabila.

Un coche blanco lleva parado algún  tiempo al otro lado del Paseo. Al ralentí.  Es raro, pero lo mismo está esperado a que sus colegas asalten el banco. No sé. No sí bajar a preguntarle si necesitan algo. Uno que es muy servicial y educado, mientras  un señor gato se pasea por la parte de mi casa  con la parsimonia del que no tiene prisa, de que haga lo que haga va a seguir siendo gato. A nosotros, sin embargo, hagamos lo que hagamos nos

cuesta ser humanos. Y elegir. Ya sólo quedan dos chicas para ser las protagonistas de la novela. La del lunar y la ojitos. Otro día hablaremos de ellas.

La ojitos es mala
La del lunar es la buena

A veces no hay que elegir y sólo actuar como creemos que es correcto. Ver la ejemplaridad del toro de la Vega alanceado ayer entre vítores y aplausos.  Cuando una sociedad martiriza a un animal como parte de la fiesta,  del jolgorio,  es que esa sociedad está enferma. Y entonces no nos extraña que las niñas aborten y los fetos vayan a la trituradora porque desconocen la educación y que  en la farmacia venden la píldora del día después sin receta. Qué más da. Abortamos pues es un derecho cortar la vida, detenerla, interrumpirla.  Ni Dios se atreve a tanto, pero nosotros somos dioses de nosotros mismo porque hemos renegado de Dios a nuestra imagen y semejanza.

Mejor dejarlo porque volvemos a explicar lo obvio. Que en una sociedad donde se venden condones hasta en los supermercados, en las máquinas de los aseos,  en las farmacias y además se dispensa la píldora del día después sin receta,  por si ha habido un apretón en  el polvo, no es normal que existan abortos. Podría existir como una excepción admisible. Porque todo fallara, pero no por costumbre y comodidad. Hace 20 o 30 años el aborto podría estar justificado pues se desconocían  los anticonceptivos y era todo muy negro y velado.

Acaba de llegar el camarero del bar de enfrente. Se ha adelantado 15 minutos. Lo conozco. Es un tipo amable y educado que me trata de maravilla.  Son las 06.45 y sereno, que diría el otro.

Hace 20 o 30 años, decía, se desconocían los anticonceptivos no estaban normalizados en la sociedad, como ahora, y pese  a ello conozco a chicas que decidieron seguir adelante con el embarazo, se casaron sin estar enamoradas y tuvieron un niño que ahora adoran. Tiene mérito y son dignas de alabanza. Porque entonces sí tenía mérito.

No abortaron y siguieron adelante con el niño que ahora es un orgullo para ellas. Estas mujeres son dignas de admiración pues no se rindieron a lo fácil y tuvieron que luchar para sacar a su hijo adelante sin la ayuda del padre. Y eran otros tiempos, insisto, en los que no se había avanzado en la educación sexual y los anticonceptivos eran una cosa muy rara.

Pero una sociedad sensibilizada porque se alancee a un toro y no lo haga por un feto es una sociedad enferma. Ni tortura al toro ni al feto. Y me callo. Los cuernos los  lleven los de las lanzas, y ellos sin saberlo,  seguro, pues  también haylos que son conscientes, consienten y son ellos  mismos los que llevan a su mujer a la casa de su amante. Todo muy civilizado y de mutuo acuerdo. Y son muy felices. Yo conozco a varias parejas que lo hacen y tienen un matrimonio feliz y estable. En Palma servidor era un experto en cuckold y era buscado por parejas para hacerlos felices. Con cariño, con mucho cariño.

El marido traía a la mujer a casa y se quedaba abajo en el bar mientras ella le contaba por teléfono lo que hacía. O se quedaba mirando mientras lo hacíamos. O cosas más fuertes que no cuento, pero en las que entra la sumisión D/s. Pero lo normal es que ella les contara luego lo que habíamos hecho mientras los masturbaba. Y eran matrimonios felices con hijos y más estables que otros muchos.

Cómo es posible que yo acepte esto si soy hombre de iglesia (aunque no meapilas), pues porque cuando se hace por amor y no se hace daño a nadie todo está permitido (san Agustín). Si los dos son felices,  disfrutaban y no le hacen daño a nadie, no seré yo el que los juzgue. Todo lo contrario. Y cuento esto porque es un diario, una novela autobiográfica y esto ha ocurrido en mi vida. Y así lo cuento. Y he hecho cosas peores que dejo para  mis memorias si algún día las escribo.

Por cierto, que  se me ha perdido el móvil. Ya  lo he solucionado: me he comprado otro. Un sony Xperia M4 Aqua. Y al carajo. No pienso estar ni un segundo lamentándome y lamiéndome las heridas. El rey ha muerto pues viva el rey puesto. Espero que en este me quepan los dedos, porque en el anterior no podía escribir ni una palabra.

No tengo columna. La tengo que enviar esta tarde pero está escrita en papeles y servilletas. Al final todo son prisas y querré bordarla,  como siempre, pero no llegaré a tiempo.

Sigo con insomnio. Noticias: un repasico a la prensa y me entero de que las rupturas matrimoniales aumentan por la salida de la crisis. Quiere decirse que con la crisis y la falta de perras la pareja aguantaba para ahorrarse dos pisos, dos televisores, etc, pero ahora que ya hemos salido los divorcios han aumentado un 5,4%. Bueno, el divorciarte es algo que yo me he perdido porque creo que para hacerlo tienes que estar casado. Y soy soltero y virgen.

Ahora que antes he sido diablo y no cojuelo precisamente. Pero lo bueno que tenemos los solteros es que valoramos más el matrimonio y no lo tiramos a la basura por cualquier menudencia.

Eso lo tengo claro. Los jóvenes se divorcian como el que va a Las vegas y como una opción más del fin de semana. Los solteros mayores  tenemos claro que la pareja es un valor y que el matrimonio hay que cuidarlo todos los días y no sólo en los aniversarios. Pero cambio y corto. Hoy no estoy fino. No sé qué podré sacar de todo esto, pero supongo que poco. Lo que ocurre es que hay que ponerse a trabajar, a escribir, aunque no tengas ganas porque un día descubres una mina. Buenas noches y buena suerte.

Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola) 16 de septiembre de 2015

15 de septiembre de 2015

Candidatas a protagonistas (58)

La del lunar
Son las 06.18 y vuelvo a coger la rutina de la novela tras unos días de descanso. A veces conviene parar y ver lo que has escrito  para saber cómo vas. Y no lo sé porque no he mirado nada. Ni tan siquiera quiénes van a ser las protagonistas de la novela; una buena y otra mala. Tengo varios estereotipos, pero no me decido.

Por la calle sólo se oye a un barredero, de los de a pie, que va cambiando las bolsas de las papeleras. Como siempre. La rutina. El domingo me salté la rutina y fui a ver a Sebastián, que echa las cartas. Según me dijo le molesta muchísima que lo llamen la Sebastiana, pero es un personaje de mi infancia, cuando todos íbamos detrás de el/ella para bajarle las bragas. Se conserva de maravilla, pese a que hace ya siglos que no lo veía.

Qué hace un tipo como yo que se jacta de ser racional y de guiarse sólo por hechos demostrables, consultándole el tarot a Sebastián. Pues no lo sé. Pero allí estaba preguntándole. Y me dijo que sí, que me quiere.  Que ella me quiere. Pues vaya. Le di un abrazo y me emplazó para que vuelva el viernes a su casa, sobre las 11 de la mañana. No sé para qué, pero la cuestión es que no sé cómo

se va. Me acompañó un amigo que ha sido el que me ha metido en todo esto. Me preguntó si había otra y no la hay. Que yo sepa. Ni la hay ni la habrá.

No sé si alguna estará loquita por mí, pero no me lo ha dicho y yo para eso soy un negado. No me entero de nada. En cierta ocasión le pedí consejo de amor a una chica y resulta que lo hacía todo para joderme. Un día me dijo: Tengo una buena noticia: Ella se ha echado novio. ¿Y eso es una buena noticia?, le pregunte pasmado. Para ti no, pero sí lo es para mi. Pues blanco y en botella. Entonces caí en que le pedía consejo a una que haría todo lo imposible por aconsejarme mal. Como hizo.

El prota masculino, o sea, yo, en una foto de hace siglos coloreada a mano.
Cosas de la vida. Y a lo tonto a lo tonto, que decíamos de niños, el libro va aumentado. Aunque no he leído nada. Luego, en la biblioteca, en su momento oportuno, lo leeré, cortaré, retocaré, borraré, reharé, etc. En su momento. Todavía es pronto.  El otro día  vi amanecer junto al rio. No está mal, pero es una reposición, una más,  porque esta escena está más vista que las estampas del San Cristo. Con perdón, pues  lo digo con cariño ya que respeto  mucho los sentimientos de los demás. O lo procuro.

Y digo estampa repetida porque aunque cambie el acimut según la estación del año, no es lo mismo que en alta mar donde se divisa la línea del horizonte completamente horizontal. Y el sol asoma poco apoco, como queriendo hacerse el interesante con un  striptis en  diversas tonalidades,  según el lugar y las condiciones meteorológicas.

Amanecer en el puerto, que me viene ahora a la cabeza. Una canción de Alameda que junto a Triana  e Iman califato independiente,  eran mis predilectos del pop/rock del Sur. Recuerdo cuando Cai  tocaba en un garito subterráneo al final del Paseo Marítimo de Cádiz, por Cortadura.  De eso hace 30 años o más. Los de Caí eran de la tacita de plata y los Imán eran jodidamente buenos,

La inocente
Publicaron dos LP, creo, y  guardo los dos, pero no supe más de ellos. Los vi en directo, frente a ellos, en un local pequeño y abarrotado porque entonces empezaban y eran más accesibles.

Y salías a la playa y seguías oyéndolos a lo lejos. Nos fumábamos unos petas en los vestuarios del balneario público (vacíos en invierno) si encontrabas un sitio en el que no hubiera una pareja metiéndose mano y algo más. O dos chicos metiéndose mano y algo más.

Eso fue entonces. Ahora tengo que elegir entre mis cuatro chicas. Tengo cuatro modelos para protagonista. Necesito dos: una buena y una mala. Y tengo cuatro así que habrá que desechar a dos, una de cada. Las buenas son la del "lunar" pese a su pinta canalla y Winona Ryder, que va de inocente.

La ojitos
La pecosa






















Las dos malas son  la pecosa y la ojitos.  Pero tengo dudas sobre cuál elegir para cada papel. La chica buena busca una relación normal, es más joven y es muy noble y buena. La mala es mayor, redomadamente perversa, ninfómana y le place destruir parejas y hacer sufrir a los tíos.

Tengo que decidirme entre estos dos estereotipos. Aunque son estereotipos muy clásicos tanto en el cine como en la literatura Y sobre todo en los culebrones venezolanos. Pero a mí me da igual que sea un culebrón si consigue hilvanar con ello una estructura de novela.

Lo importante no es la historia de amor, sino la intriga con la amenaza de que lo pueden matar, el deseo de este protagonista de recibir a la muerte de pie y bien despierto (por eso madruga tanto) y la crítica social o el humor que puede meter a través de lo que escribe en su diario.

Esa es la historia. Sólo me queda decidir si incluyo al narrador  que lo cuenta en tercera persona como un Dios omnisciente, que lo sabe todo. O dejo que todo se sepa a través del diario del prota, sin comentarios,  en plan conductista (o behaviorista). Ferlosio casi  lo consiguió con El Jarama, donde no existe prácticamente narrador y todos los personajes   se descubren por su forma de hablar.

Pero no me gusta el Jarama. Es una buena novela pero le falta gancho, es aburrida, a veces tediosa. para que nos entendamos: si te paras en la calle junto a un corro de personas ya notas todo lo que dicen, sabrá por lo que dicen qué piensan.,. como son y hasta qué votan. Pero esos diálogos son insustanciales, sin arte. Hay que trampearlo y ahí entra el escritor. Y Ferlosio en eso patina. Sé que estoy cometiendo una blasfemia para los cursiprogres esnob, pero me la chupan.

Esta mañana me he cortado el pelo ca´ Pacocho y me he notado viejo, cansado. A veces me lamento por no  haber  tenido un@ hij@. O un niña que se parezca a Ella. Después de todo me queda poco que vivir, pero veo a las chicas de mi generación que se ha queda preñadas de un padre desconocido y me dan envidia Yo no puedo hacer nada. No soy Miguel Bosé. Y además  necesito el amor. Para mi es fundamental.  Por eso quizás el tarot, pero tal vez se note mucho. No sé si iré el viernes a ver a Sebastián. Ya he hecho mucho el ridículo.Y hoy tengo mucho que hacer, médico, móvil, columna...Buenas noches y buena suerte.

Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola) 15 de septiembre de 2015

12 de septiembre de 2015

Cantidad y calidad

A las chicas no les gusta tanto el tamaño del porrón ‘porrompompero’ de su chico como lo bonito que es. Ya te digo... Sé de algunas que le ponen un marco y lo cuelgan en el salón con espumillones, para que lo admiren las visitas.

Así lo asegura el estudio 'What Is a Good Looking Penis', (Cómo es un pene bonito) publicado en el Journal of Sexual Medicine. Más de uno se alegrará con la noticia. Yo sé cómo es uno feo porque los he guipado en las duchas de los buques de la Marina. Es que cuando nos aburríamos nos mirábamos la picha. Otros matan moscas con el rabo, sí.

Recuerdo a Víctor, un tío cachas de Zamora, que hacía pesas y señoreaba unos músculos que reventaban las costuras pero, oh cielos; la tenía más pequeña que un niño de 6 años. Y a su novia no le importaba. Eso nos decía a todos en la cama. Joder con Víctor. Cómo no me voy a acordar de él. Eso no

se olvida.

Pero uno ya sabía que a las mujeres les vas más la calidad que la cantidad y por eso llevo mi cantidad a la peluquería y la maquillo. No le pongo rulos porque voy depilado, pero un día de estos le hago un liftin para cuando se arrugue. Es que ‘la arruga es bella’, menos en ciertos sitios. Eso dicen ellas. A mí no, que conste, pues hace siglos que soy casto y puro como una doncella. Tan virginal como la multitud de refugiados que ha recorrido miles de km para llegar al capitalismo explotador. Bienvenidos a la Europa de los mercaderes infieles.

Aunque el mencionado estudio no nos valga mucho porque cómo te las avías para enseñarle la cantidad a una chica en medio de la calle o en un pub para que aprecie la calidad del género. ‘El buen paño en el arca se vende’, dijo una vez un ‘pichabreve’.

Ese lunar....
Y ya puestos, verdad usted, para escasos de cantidad, calidad y cacumen, ahí tenemos a nuestros bienfamados próceres que se han engolfado con el paseo Ribereño y después de tanto trajín se han quedado en un no, pero sí, aunque más, pero, sin embargo... paralizado.

Este tripartito es un 'ménage à trois' y Pascual Lucas que posee 'auctoritas’, o debería, no pega un puñetazo en la mesa para poner orden en el gallinero y liderar la gestión como alcalde nuestro que es porque como alcalde nuestro que es nos debe una explicación y esa explicación que nos debe nos la debe pagar... (Berlanga).

Podrían haber llegado a un acuerdo hace meses entre todos los grupos pero aquí prima el odio para joder al PP, aunque me dispare en el pie. O el odio para joder a la izquierda y replicar con el mismo repelús y con el lancero Teodorico I de Pepelandia. No nos merecemos estos políticos de mediana laya y pelaje, con alguna excepción.

No aventuramos qué ocurrirá porque el miércoles (cuando se entrega esta columna), no sabíamos si proseguirían las obras pues andaban todos cual avestruces, cuando el político debe pensar en las generaciones venideras y estos talcualillos se engolosinan con su odio al adversario y la pesca de votos con dinamita. Algunos no tienen ni cantidad ni calidad. Ni ‘picha’ ni limoná.

Columna publicada en el periódico El Mirador de Cieza. 

11 de septiembre de 2015

En jarras, insomnio y dignidad (57)

Esto de madrugar, levantarse, tomar un café, abrir la ventana par respirar el olor de la noche, oír el silencio y apedrear algún gato que se asome, sienta bien, la verdad, pero lo de ponerse a escribir porque sí, no tanto. Empiezas a escribir tonterías como esa que he dicho  de oler la noche y luego ya te embalas escribiendo más tonterías.  Qué le vamos a hacer. Este oficio es muy duro. Me divertía más cuando escribía relatos eróticos para las web de contacto, pero ahora ni eso porque pagan poco. Sé que sólo soy un escritor de pueblo y que no soy Pérez Reverte (que es millonario), pero sólo aspiro a que me paguen por mi trabajo como escritor de pueblo.

Y por la misma razón por la que  los pintores de pueblo, que tampoco son Picasso, cuando exponen en una galería de pueblo no regalan sus cuadros. Los venden baratos, pero les pagan. ¿Por qué les pagan a los pintores de pueblo y no a los escritores de pueblo?...  ¿Por qué los escritores no se hacen respetar?..  Pues porque  son todos unos figurones y que con tal de que salga su foto en un papel,  son capaces de prostituirse. Y me incluyo.

Si la mujer supiera lo hermosa que está  en jarras...
He empezado por el olor de la noche y estoy metiéndome con mis colegas. Es olor a pino de la Atalaya y yo sé lo que me digo. Son las 05.16 y estoy insomne.  He tenido que abrir la ventana porque

hace calor. Hoy va a ser un día caluroso, quizás más que ayer. Pues el insomnio, que para mi no lo es, me hace ver que vamos  de mal en peor porque  nadie me ha explicado, con el uso de la razón, porque los pintores de pueblo que no son Picasso,  cobran por sus cuadros y los escritores de pueblo, que no son Pérez Reverte,  regalan sus escritos.  Razones, por favor. Razones.

Porque un escultor de pueblo le cobra a las hermandades cuando hace una imagen  para la Semana Santa, sin ser Salzillo, y sin embargo los escritores de pueblo, que no son Pérez Reverte, regalan su trabajo. Por qué. Pues porque no son escritores o lo son de fin de semana, como un hobby. O porque no tienen dignidad como la tienen los pintores y los escultores, de pueblo. Esto que es obvio hay que explicarlo una y otra vez porque no lo entienden ni aunque les pongas ejemplos. Y la locura es tener que explicar una y otra vez lo obvio.

Aquí escribo, en el blog y me pagan por la publicidad. No mucho, pero lo necesario para mis caprichos. Y me retienen el correspondiente IRPF.  No tengo coche (no me gusta conducir), ni casa en el campo (no la necesito), ni hijos que mantener (desafortunadamente)...pero soy libre. No necesito mucho para ser feliz, me basto por mi mismo y no le pido más a la vida. Tengo todo el pescado vendido, he cumplido con todos mis sueños que tenía de niño, todos,  y sólo me quedaba enamorarme y amar por primera vez como un quinceañero. Y ser correspondido. En esto he fracasado, pero no se puede tener todo en la vida. Pero he cumplido casi todos mis sueños infantiles y estoy en la etapa de descuento. Hágase en mí tu voluntad y perdónalos porque no saben lo que hacen. En tus manos encomiendo mi espíritu.  

En un periódico regional de cuyo nombre no quiero acordarme, me insinuaron que no pagaban porque los que escribían allí lo hacían por prestigio, por el prestigio que conseguían al escribir en ese medio. Es que yo no tengo por qué darle prestigio a su periódico, le dije a uno de sus jefes. Es decir, le di la vuelta a la tortilla, a su planteamiento enfermizo. Creía el muchacho que a mí me daba prestigio escribir en su periódico y yo se lo plantee al revés: el prestigio para ellos era que yo escribiera.

Normalmente te suelen pedir que les envíes tres artículos para ver cómo escribes. Últimamente al que me propone esto,  le digo que me envíe él primero tres periódico para saber dónde voy a escribir. Por supuesto no te vuelven a llamar, pero es que estoy hasta los huevos de trabajar por prestigio para unos medios que tienen accionistas y se forran con los pobres diablos que se prostituyen con tal de publicar. La esclavitud existe en el siglo XXI y por parte de unos prójimos que tenían que denunciarla. Pero no lo hacen. Al revés. Se vuelven más y más sumisos.

Son las 05.36 y al asomarme a mi serviola he visto una patrulla de la Guardia Civil que pasa por debajo. Los comprendo. Sé lo que son guardias de 12 horas y aguantar a un hijoputa que te manda y que sabes que es menos listo que tú. Vamos que es tonto del culo. Y encima están mal pagados y no les sufragan ni los chalecos. La Guardia Civil ha estado puteada por todos los gobiernos, todos, porque debido a su carácter militar consideran que la obediencia y el servicio forma parte del empleo.

Por eso la mayoría siguió fiel a la República, al orden constitucional,  aunque aquello fuera un aquelarre.  He convivido con ellos en el cuartel de Algeciras y sé lo que digo. No entre rejas, joder, sino conviviendo, comiendo, tomando café, etc,etc. Estaba destacado en tierra con una estación para darle latitud y longitud al barco,  y acudía al cuartel a comer. Allí conocí a los caimanes que están prestos para jubilarse y que luchan sin miedo por los jóvenes,.

Y aprendí mucho. Admiro a la Guardia Civil porque los conozco y sé lo que pasan. Son el cuerpo de las fuerzas armadas más maltratado por los políticos que se aprovechan de su lealtad y obediencia. Y sin embargo gozan de un mayor prestigio entre la población, según el CIS.

Las almejas son las castañuelas del mar, leo en las greguerías de Ramón Gómez de la Serna. Una bonita imagen o metáfora de las que tanto bebía Umbral. Le escribió incluso un libro que leí cuando de joven. Ramón y las vanguardias, recuerdo ahora.   También podrían ser los bivalvos de la mujer. Lo que ocurre es que ella no suelen decir tócate el bivalvo, sino tócate el coño. Son muy mal habladas. Poco finas. 

Pero volvamos a la cuestión de los que se matan por ver escritas sus ocurrencias. La mayoría son profesores universitarios,   políticos o sindicalistas fracasados o presidentes de cámaras regionales que cobran un cuantioso sueldo y regalan sus escritos, los muy serviles. Y encima tienen que estar agradecidos porque unos mediocres les permitan publicar en su periódico. Lo lleváis claro. Estos talcualillos del prestigio  se van poco a poco jubilando y no se acuerda de ellos ni la madre que los parió. Yo ya he dejado atrás  unos cuantos y sigo escribiendo,  mientras ellos pasean por el Malecón  su mediocridad y su fracaso.

Esto es una corrupción moral todavía más grave que la económica. La esclavitud con tal  de publicar. Que los follen. Y sin condón. Repito lo que decía Garbandela en la genial La gran belleza: A partir de los 65 años no voy a hacer nada que no quiera hacer. Yo no he esperado a los 65. Lo vengo haciendo desde hace años.

Esta podría se la mala; la perversa
Son las 06.22 y leo la prensa y nada. Cataluña, Cataluña y Cataluña. Podemos estar tranquilos. No se van a independizar. Las garrapatas necesitan chupar sangre y si se quedan solos se mueren de inanición. Porque a Europa no le chupan la sangre, y menos a los alemanes.

Esto es un farol a ver si nos embaucan, nos rajamos y les damos más dinero, más poder y más focos para sus líderes que, por cierto, son unos analfabetos. Pero en democracia cada pueblo tiene lo que se merece y si quieren esto pues allá ellos. A mi me aburren.

Voy a darme una vuelta por el río para ver amanecer. No se ve la luna., ergo. hay nubes. Los barrenderos vienen por las 2 de mi serviola. No hay nadie más. Excepto las chicharras que cantan llamando a las hembras. Qué jodida es la naturaleza que se repite en todas las especies. En el fondo todo se trata de eso: reproducir y reproducirse. Los salmones lo hacen y mueren. Los machos de la mantis religiosa también. Todo consiste en eso: en reproducirse.  Hasta el más tonto sabe fabricar un reloj de cuco. Buenas noches y buena suerte.

Aviso: he cambiado la almohada de la cama de matrimonio por una más pequeña. Así que la que venga a dormir que no se olvide de traer su cabecera. Gracias.

Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola) 11 de septiembre de 2015

10 de septiembre de 2015

La muerte viste de Prada y Juncker... (56)

Aviso: esta no es la muerte
Hace un buen día, he abierto mi serviola y no entra el fresquito habitual  de la mañana, por lo que dejo la ventana abierta para hacerme con el ruido de la calle. Puedo seguir el pulso de la mundana cotidianidad por el sonido.

Ya lo tengo. La chica de la gabardina que pasó ayer sobre las 7 y 15 puede ser la muerte que ronda al protagonista, el que la espera despierto para ver si ella tiene cojones. El que siempre termina sus comentarios del diario con un Sé que me van a matar.

Es el hilo argumental de la novela, aunque también se meten amores y desamores; humor, sexo, política y reseñas sociales. E intriga porque el protagonista siempre termina el comentario del diario  con creo que me quieren  matar. Pero no se sabe por qué ni quién hasta el final. Yo sí lo sé pero me callo porque soy un chico muy discreto y no me gusta ir contando por ahí las cosas de los demás. No soy un chismoso ni un cotilla.

Esta tampoco: es Juncker
Ya tengo la muerte sin calavera, ni segadora o como se llame. Es la muerte moderna y por eso lleva zapatillas de deporte. Quizás hasta sean Nike que aunque sea la muerte no por eso va a dejar de ser una hortera o una choni. Probablemente debe de ser una chica que saca al perro pronto porque tiene que irse a trabajar y como ayer hacía  frío se puso lo primero que  pilló pues no suele haber nadie por el Paseo.

Pero  es que una gabardina hasta casi los pies, zapatillas de deporte y una pequeña mochila en la espalda a estas horas de la madrugada o es la muerte o es tu suegra. No hay otra. Esta madrugada no la he visto. Pero me sirve como la muerte pelá. Así que el protagonista la ve todos los días y se le antoja que ella lo ronda porque también sabe que lo quieren matar. 

Aviso: Este tampoco
Mañana hablaré de los Ciudadanos de Alber Rivera que han venido de cataluña para robar el nombre ajeno. Una carta suya en el Mirador denuncia que el CCCi le quiere robar el nombre.  El líder de Cieza  está convencido que ha sacado muchos votos por su cara bonita, cuando los ha sacado por la cara bonita de su jefe, porque a ver, tontolín, si te presentas tú solo no te vota ni tu novia. Vergara (CCCi) lo consiguió a la segunda vez y por primera vez en la historia de Cieza.

Y era conocido y reconocido porque fundó El Mirador y luego fundó otro periódico,  La prensa local,  y pese a ello no salió elegido  a la primera. Lo hizo a la segunda. Pero de ti, oh, my god, no sabíamos nada, estabas oculto y de pronto ha surgido una lumbrera que saca más votos que nadie. Tú eres el servil mancebo de Albert Ribera, prenda.

Sois los Ciudadanos de Albert Ribera, sucursal de Cieza. El CCCi de Vergara, los Ciudadanos Centristas de Ciezanos constan aquí desde 2007. Si le quitas el centristas queda Ciudadanos Ciezanos, es decir, Ciudadanos de Cieza. No hay que saber gramática para comprendelo pero a los tontos, a los niños y a los políticos hay que ponerles ejemplos para que lo entiendan. O un profesor particular.

En jarras y...
Y sois lo que es es Alber Rivera, el guaperas que va de listo. Lo   tenéis incluso en la cabecera de Facebook porque sabéis (son tontos pero ya no tanto), que dependéis de él hasta para ir a mear. Seguro que llevas impresa su jeta en los calzoncillos. Como os pongaís tontos voy a llamar a una amiga para que os dé unos azotes en el culito. Por malos. Y por tontitos.

Si desaparece Albert Ribera desaparecéis  con él como ya pasó con el CDS de Suárez. Sacó en Cieza   dos concejales y cuando Suárez se retiró no sacaron ninguno,  porque la gente no votaba  a Guillamón ni a Aviles, sino a Adolfo Suárez. Si eres político y hay que explicarte esto, me temo que Albert Ribera tiene un problema en Cieza.

Leo la prensa, a ver, Cataluña, Cataluña, Cataluña, Cataluña, y Cataluña, Espera, mozo,  que sí hay chicha porque  un tal Junker ha afirmado adusto  que los refugiados tienen que tenor trabajo desde el primer día. Este es tonto y en Europa no lo saben. Vamos a ver, primor,. capullito de alhehi, si en España tenemos un 23% de paro y no sabemos como solucionarlo, cómo quieres que le demos trabajo a 15.000 nuevos paisanos.

Porque mira  hijo, lila, tontito de mi alma, si los refugiados consiguen trabajo desde el primer día me consta fehacientemente que muchos ciezanos se van a ir a Siria y se van a venir aquí como refugiados para que les den trabajo desde el primer día. Yo también me voy, qué quieres que te diga. Ya estoy sacando el pasaporte.

Esto es como IU de Cieza que ha presentado una propuesta para que Cieza sea ciudad de refugio. Claro, aquí sabemos de refugiados mucho porque los tenemos en los Casones de la Fuente  pues  viene gente hasta  de Granada para meterse en un casón y aspirar a una vivienda social. Para saber esto no hay que tener un equipo de investigación a lo Pedro J., sino patearte el terreno porque en los despachos se está muy guay con el aire acondicionado.

Pues eso...
Los Casones o el cabezo de la Fuensantilla son guetos-refugio y no están en Siria, sino en Murcia, España, Europa. Lo que ocurre es que son lumpemproletarios y además no votan. Voy a proponer que los del Cabezo  nombren a Pablito Bananas alcalde honorario. Nosotros tenemos refugiados a dos palmos de nuestra casa, pero queremos a los de Siria, que para eso semos muy chulos. !Y lo qué luce tener un refugiado!... Yo me voy a pedir uno y lo voy a pasear por el pueblo y por el Paseo. Para que vean lo guapo y solidario que soy. O lo pongo en el balcón para admiración general y colectiva.

¿No sabéis solucionar los problemas de los Casones y el Cabezo que está a dos palmos de vuestras narices y queréis solucionar el de Siria? Se han aprobado milmuchocientos acuerdos para acabar con ellos pero ahí siguen, y siguen, y siguen. IU y PSOE han colgado vídeos para denunciar la situación. Pues ahora gobernáis y podéis daros el lujo de solucionarlo. Pero entonces gobernaba el PP y ahora os toca a vosotros. Veremos. Mientras lo arregláis nombrar a Cieza ciudad refugio suena a cachondeo. Y esto es muy serio.

Mejor dejarlo en manos del Gobierno que va a poner el dinero y no os metáis en camisas de once varas. Vigilad que el Gobierno cumpla y no la lieis más porque aunque luce mucho eso de admitir a refugiados, cuesta dinero y trae problemas que vosotros ni sabéis ni podéis solucionar a tenor del exitazo que habéis tenido con los refugiados aborígenes del Cabeza y los Casones.Ahora gobiernan lo que antes se quejaban pero no hemos oído nada de solucionarlo.

Pues eso, pero...
Tener un puesto de trabajo es una cuestión de dignidad, añade el capullito de alhehí europeo. Me lo dices o me lo cuentas. Vente a España y se lo dices a los parados. Si hay algo en esta vida a lo que soy alérgico es a los tontos, como Juncker, y a la demagogia. La gente tiene un calentón solidario tal que hasta el duque de Alba ha ofrecido sus aposentos para acogerlos. Qué bonito. Se me caen las bragas de la emoción.

Qué emoción, qué intriga, mi corazón palpita como una patata frita. Porque a lo mejor viene alguna refugiada soltera y me echo novia, mira tú por dónde. Si les dan casa y trabajo desde el primer día aquí van a volar las hostias para pillar a las sirianas, digo, a las sirias.Y que no se me enfade Yamal que es sirio y muy amigo. Y que te mejores, que tú si que tienes un problema pero vas a salir adelante, te lo aseguro.

Creía que del post de ayer no iba a sacar nada y he sacado un personaje: la muerte vestida con gabardina hasta las zapatillas de deporte. Nada de túnicas negra, calaveras y segadoras. Qué va. La muerte sacada de una estampa real, que existe, en plan hortera y choni, pero transformada con la imaginación en algo irreal, fantasioso surrealista. Yo escribo así. Me suele ocurrir. De pronto ves a alguien o algo y salta la chispa. Es la realidad transformada en fantasía. Lo dejo. Esta mañana tengo que hacer muchas cosas, ir a la pelu, el Mercadona, la biblioteca a devolver un video que llevo pasado de fecha... Buenas noches y buena suerte.

Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola) 10 de septiembre de 2015

9 de septiembre de 2015

Los tres monos sabios y la chimenea (55)

Esta mañana ando desganao, no tengo fuerzas ni para ponerme de puntillas y bajarme las bragas... Esta entrada del diario va a ser corta. No hay mucho que contar. Todos los días son iguales a esta hora. Bueno, esta noche hay luna menguantes, como la de la bandera de la Cruz Roja musulmana. Esta tarde tengo que entregar la columna y no tengo nada porque repetir lo mismo me aburre. No ver, no hablar, no oír como los tres monos sabios. Nasti, Nein, Het, He, எந்த (Tamil) o કોઈEs (Guajarati). Es curioso pero acabo de descubrir que NO se dice NO en casi todos los

idiomas.  Hasta los zulú dicen NO.

Son las 05.48 y no me he muerto, ni ha venido la muerte a visitarme. Y me callo, como los monos, porque esto parece una canción de Joaquín Sabina. Me gusta una que
tiene con Chabela Vargas, "anda tequileando con las chamaconas,  mi cuate".

Que todas las noches sean noches de bodas, que  no se ponga la luna de miel, que ser cobarde no valga la pena, que no te vendan amor sin espinas. No me cae muy bien el personaje, pero hay que reconocer que es bueno. Nadie es perfecto, ya digo. 

Salgo del Youtube no está uno para camelias y florituras, para quejíos ni desamores.  Y eso que pronto comenzará a pasar Ella bajo la ventana, por mi serviola. Pasará todas las mañanas a comprar el pan en la cafetería de enfrente. Dos baguette un euro.

Y luego por la tarde se sienta a tomar café con sus amigas. Y por la noche, si es festivo se pasea delante de la ventana con sus amigas, pero el protagonista, no le dice nada. Calla. La mira y la ve subir y bajar el Paseo desde su serviola. Ella  mira hacia arriba, lo conoce, tiene fama de misántropo, pero se siente atraída por él.  Y sonríe con timidez. Es tímida como él.  

Me gustaría centrar toda la novela con el protagonista mirando al mundo por una ventana, la serviola. Esto creo que ya lo intentó un benetiano como Enrique Vila Matas, pero no la he leído y no sé qué tal le quedó. Y no ha sido el único. Es un punto de vista muy recurrente y difícil porque tienes que echarle imaginación o la gente se aburre. Pero permite la introspección y los comentarios políticos y sociales tipo columna. Y el humor.

Y como escribe un diario él se sienta en su escritorio delante de la ventana, escribe   y mira el mundo que pasa. Es jodidamente difícil, ya digo, pero a mi edad me gustan los retos. Yo no soy escritor de masas. Sé que me leen otros escritores y de los de arriba, los conocidos, porque en sus columnas me copian ideas, giros lingüísticos. No es vanidad sino reconocer un hecho. Me copian y no citan la fuente, claro, porque yo sólo soy un escritor de pueblo y a mí nadie me va a creer. Me da igual. La copia es de perdedores; el original, aún desconocido, de ganadores.

Pero el prota mira por la ventana, ve a la chica, pero  no baja, no se atreve, es apocado, ella es muy joven y teme hacer el ridículo. Esta es más o menos la situación de los protagonistas. Pero aparece otra chica, más mayor que es su vecina de un edificio cercano y... No lo sé. Todavía no se pensado que hacer con esta. Follar todavía no porque es muy pronto y la novela lleva pocas páginas. Esto no es una peli porno, queridos, cuando todavía no se ha quitado el título y ya están follando. Tiene gracia. Está la chica en la cocina, llega el fontanero y se ponen a follar sin venir a cuento. Eso que dices tiene menos argumentos que una peli porno, se podría añadir.

Habrá sexo, claro, y del fuerte, pero sólo por amor, aunque parezca cursi. Anoche en Antena3 pusieron Tengo ganas de ti, que no está mal si la consideramos en su género. No tiene ni comparación con El diario de Noa, pero en este subgénero no está mal.  Los puristas y los esnob la han puesto a parir, pero es más real que otras de arte y ensayo. Y sé lo que digo.

Habrá sexo y perversiones mil, pero tranqui barranqui que ya llegará, pero aún no joder que me vais a destrozar el guión.La otra es la mala, la que quiere joder la bonita relación de amor. La otra es perversa, lanzada, extrovertida, ninfómana y con dinero, es decir, la mujer ideal para todos los hombres. De esas que te arañan la espalda y te la ponen dura sin que tú te expliques por qué. De las que se llevan a los tíos de calle.

Pero todavía no están maduros los personajes. Joder, es que llevo sólo dos meses con esta historia y normalmente tardo años. Cuatro con las  primera, tres con la segunda, tres con la tercera y cinco con la cuarta porque la tenía atrancada, empantanada, hasta que los de Amazón me animaron a escribir una y la retomé. La terminé aprisa y corriendo en unos meses y la envíe sin corregir.

Pero no sigo, porque no tiene sentido. Buscaré una foto provocativa para dar por culo, que es lo mío. Ahí está. Yo no tengo la culpa. Busco fotos de chicas columpiándose y me parece esta que se ha quitado las bragas ¿Por qué? ¿Se aburría y se las ha quitado? ¿Le da más gusto en el chichi columpiarse sin bragas? ¿Quién ha tomado la foto?... No lo sé y no quiero saber porque yo no le he quitado las bragas. A mí que me registren.

¿Qué por qué pongo estas fotos?, me preguntas mientras clavas tu pupila azul en mi pupila. Pues porque yo no le he quitado las bragas, ya digo. Y porque  me da la gana. No tengo que darle explicaciones a nadie. Soy soltero, sin compromiso y libre y hago lo que me sale de ahí mismito, sí.

En cualquier caso, y ya de paso,  aviso que el buenas noches, buena suerte es por si algún patán bolivariano se acerca a mi serviola.  Pero es que además de ser libre no le tengo que dar explicaciones a nadie. Mi madre no me las pedía. Mi madre cuando veía en mi ordenador una foto de estas decía: te vas a condenar. Y me dejaba en paz y se iba a rezar el rosario.

Así que no tengo que darle explicaciones a nadie porque nadie me las pide, empezando por mi hermanica que nunca me ha dicho nada.  Tal vez si tuviera novia formal me cuidaría mucho de poner estas fotos porque me sabría mal. Entonces sí que no lo haría por respeto a la mujer que amas que se puede sentir ofendida y herida en su sensibilidad. Pero es que a mí no me sale poner estas fotos si una mujer me ama y la amo. Ni se me ocurre. Jamás. Nunca. Es una falta de respeto y sobre todo de educación. Por la misma razón por la que si vas con ella por la calle no le miras el culo a otra, como hacen muchos, porque ni se te ocurre pues vas embelesado con ella. Al menos en mi caso.

Tengo pendiente una tarea que no sé si voy a cumplir. Quiero  ampliar la base de la chimenea pero este año no va a poder ser. Son muchas cosas de golpe y  hace poco que he cambiado las cosas de sitio, me he mudado de habitación y todavía no me he adaptado. Lo dejaremos para el año que viene. Pero se hará. Es la única ilusión que me queda en la vida. Suponiendo que sepamos lo que es "vida" porque  estoy hasta los mismísimos  de tanto listo.

Pongamos que de  Isaac Asimov del que ayer leí que  "el rendirse a la ignorancia y llamarla dios siempre ha sido prematuro y sigue siéndolo hoy día." Cierto. Pero, mira  Isaac: te lo explico con ejemplos como a los tontos, los políticos y los niños: "El rendirse a la ignorancia y llamarla materia oscura, siempre ha sido prematuro y sigue siéndolo hoy día."

Espero que lo hayas pillado y si no, que te hubieran pagado un profe particular. Te lo explican aquí: La materia oscura es un término genérico para eso que debe estar allí, pero que no podemos ver. Y  los científicos, realmente, no saben qué es.  

Lo ignoran: Son unos ignorantes pero mejor lo dejamos porque me encocoro y no podría seguir con los míos, con Fernando Pesoa frente al fuego de la chimenea: “He nacido en un tiempo en el que la mayoría de los jóvenes habían perdido la creencia en Dios, por la misma razón que sus mayores la habían tenido: sin saber por qué”.

Cierto. Ni unos saben porque creían, porque si, por la fe del carbonero, mientras ahora otros ni se lo plantean. Está mal visto, demodé. En fin. Es lo que hay. Frente a la chimenea para pelearme con Pessoa Pavese. Y oír a Muse. El Dead Inside. Nada de baladas que no está uno para la lírica y ahora me vas la épica.

Son las 07.09. Parezco el sereno, pero qué le vamos a hacer. Oigo las máquinas barrenderas y me asomo a la ventana. Hace fresquito.  El camarero de enfrente ya  ha llegado. Ha pasado una chica con gabardina, zapatillas de deporte y una pequeña mochila en la espalda. Pasea al perro a esta hora. Es un personaje raro, muy raro, pero es real. Si pasara todos los días la meto. Gabardina larga y zapatillas de deporte... Cosa más rara. Pero estoy bostezando. O me hago otro café o me duermo. Nadie es perfecto, ya digo. De esta entrada en el diario no voy a sacar nada para el libro. No estoy muy fino.

Es que tengo que pelarme, ir a leerle a los ciegos y comenzar el curso de nuevo. Se acabó el verano y todavía no me he adaptado al invierno. Y tengo la columna del Mirador en notas y servilletas. No hay ni borrador. La escribiré mientras mis colegas le leen en su turno a los ciegos porque como ellos no ven no se enteran. Es que el Lazarillo también hace travesuras.

Está amaneciendo. Se ve la luna menguante y una estrella, pero al albor del día. En la Era ya han sacado las sillas y un barrendero de los de a pie, viene haciendo ruido con esa máquina que expulsa aíre a presión. Pronto comenzará el bullicio y el día. Voy a comerme el melón.  Lo dejo. Buenas noches y buena suerte.

Cieza, La muerte pisa mi sombra (Diario de un serviola) 9 de septiembre de 2015